Muchos licores se producen desde el agave, pero el tequila sobresale por la cantidad de detalles que hacen la verdadera diferencia  

En el mundo de las bebidas alcohólicas, encontramos una amplia variedad, cada una con su propio sabor, esencia y público objetivo. Sin embargo, algunas se destacan por su exclusividad, como es el caso del tequila.

El tequila es un destilado mexicano único, obtenido exclusivamente de la planta de agave azul. Su proceso de producción es meticuloso, desde la cosecha hasta el embotellamiento. Los agaves se cocinan, fermentan y destilan, dando lugar al tequila que todos conocemos. Este licor se clasifica en diversas categorías, como blanco, reposado y añejo, cada una con sus propias características y matices de sabor.

Lo que distingue al tequila de otras bebidas derivadas del agave son los procesos específicos empleados en su elaboración y el método utilizado para extraerlo de la planta. Además, su sofisticación se refleja en su suavidad y complejidad, así como en las notas de sabor únicas que ofrece. Durante su elaboración, el tequila también se somete al envejecimiento en barricas, lo que le confiere cualidades adicionales.

Según el portal casasauza.com, el proceso de elaboración del tequila difiere notablemente de otras bebidas derivadas del agave. Comienza en los campos de agave, donde se seleccionan las plantas adecuadas para la recolección. Luego, estas pasan por diversas etapas de transformación, que incluyen la molienda, cocción, fermentación, destilación, maduración, filtración, dilución y envasado. Este proceso meticuloso garantiza la calidad y el carácter distintivo del tequila y hace de este licor de tradición mexicana una bebida mucho más exclusiva que las demás provenientes del agave. Además, de ser una de los licores de referencia en México y que en los últimos años ha incrementado su venta exponencialmente.

Otras diferencias

La zona geográfica de producción es una de las diferencias entre el tequila y otros licores provenientes del agave. Mezcal, bacanora, charanda, sotol y raicilla son algunas de las bebidas derivadas del agave que encontramos en México pero no todos se hacen en el mismo lugar aunque sigan prácticamente el mismo proceso.

Así el tequila es la denominación de origen más antigua en México, con 44 años. Se produce en 181 municipios en cinco estados del país; Jalisco tiene el total de 121 municipios registrados. El tequila proviene específicamente del Agave Tequilana Weber Variedad Azul y solo se puede cosechar en Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Tamaulipas y Michoacán.

Según el portal animalgourmet.com la segunda diferencia está en el tipo de agave del que se derivan. “Podrán parecer lo mismo pero aquí va un ejemplo, el plátano dominico no es igual que el macho; los cortes de res tampoco son iguales entre sí aunque provengan del mismo animal. Igual pasa con las más de sesenta especies de magueyes que hay en el territorio mexicano”. 

El portal precisa que si bien la raíz es la misma cada destilado de agave tiene características que los hace únicos pues cada detalle cuenta para hacer la diferencia.

El portal tequilamifamilia.com indica otra diferencia entre el tequila y los licores provenientes del agave y es que, a diferencia del tequila, el licor de agave no tiene regulaciones estrictas en su producción. Puede estar hecho de agave u otras fuentes de azúcar. Esto significa que hay más flexibilidad en términos de sabor y perfil. El proceso varía según la marca, pero suele incluir la fermentación y destilación.

Envasado y etiquetado

Según el portal entrecopasdeagave.com el tequila producido 100% agave debe ser envasado exclusivamente dentro de lo que se conoce como la zona DOT (Denominación de Origen del Tequila)

Omnia Omega Packing, empresa líder en asesoría de equipos de envasado, etiquetado y empaque a nivel mundial, es especialista en el llenado de tequila con varias llenadoras de bajo vacío y gravedad ubicadas en México, muchas de ellas en la zona DOT.

El fabricante italiano Bertolaso, aliado de Omnia Omega Packing es el experto en el llenado de licores tan delicados como el tequila, pues su tecnología permite la prevención de contaminación, pérdida del líquido y llenado en el nivel preciso entre otros aspectos muy exigentes de este tipo de producto.  

Sobre Omnia Technologies

Omnia Technologies es una plataforma líder en tecnologías de automatización, embotellado y envasado para los sectores de bebidas y farmacéuticos. Creada por Investindustrial, Omnia Technologies se ha consolidado como un referente en la industria, ofreciendo soluciones avanzadas y completas para clientes en todo el mundo. Con una visión centrada en la innovación y el servicio, Omnia Technologies continúa expandiendo su alcance y fortaleciendo su posición como líder en su campo.