Lograr la seguridad alimentaria requiere de un consenso nacional.

por OMEGA Packing
febrero 14, 2022

El compromiso con el medio ambiente ha hecho que el Gobierno, empresa privada, productores y banca deban ponerse de acuerdo y formar alianzas para apoya la producción nacional para que sea cada vez más extensa y de calidad.

Lograr la seguridad alimentaria significa poder producir en el propio país todo lo necesario, sin depender de las importaciones, para asegurar la alimentación de la nación.

Debido a que involucra a todos los sectores: Gobierno, empresa privada, banca y productores es vital lograr un acuerdo y buscar alianzas orientadas al autoabastecimiento para depender cada vez menos de las importaciones de alimentos. Aquí es necesario tratar de alejar el tinte político y pensar en el país.

Una de las acciones que se debe tomar en conjunto es la de ubicar las regiones con potencial de siembra, dónde se ubica la fortaleza del país y orientarse a crear un impacto positivo en la sociedad con la generación de empleo, la elaboración de productos con más valor agregado orientados a la exportación, aprovechando todos los procesos productivos.  

En esta época de pandemia que ha generado tantos problemas económicos en muchos países, es más difícil lograr la reactivación económica y la seguridad alimentaria es parte de esa reactivación. Esto es básicamente porque el crédito es escaso y es aquí donde la banca debe aliarse con el resto de los sectores para apoya la producción.

En los países América Latina es necesario elaborar un plan de emergencia para avanzar en la seguridad alimentaria porque esto implica años de preparación y no se logra de la noche a la mañana.

La seguridad alimentaria nace en los productores y recolectores de alimentos y el plan se debe iniciar por generar la estabilidad en esa cadena de siembra, protegiendo a los productores y comprando su cosecha a buen precio. El gobierno debe ver eso como una inversión destinada a generar empleo.

Muchos países le dan prioridad a la producción nacional para proteger la producción campesina. Aquí es donde el estado debe dar opciones para que la banca pueda apoya el desarrollo de los sectores claves favoreciendo el potencial de cada país para la producción.

Por ejemplo en Colombia los sembradores pactan un precio del café con los industriales independientemente de los precios internacionales. Esto hace que los caficultores reciba un precio justo y tengan en incentivo para seguir sembrando cada vez más y mejor.

 

Mensajes recientes