Bebidas más saludables

por OMEGA Packing
junio 7, 2021

El hot fill o llenado en caliente es una técnica usada por la industria para procesar jugos, aguas saborizadas y bebidas deportivas a altas temperaturas con el fin de mantener el nivel de vida útil y las propiedades nutricionales, además de limpiarlas de microorganismos.

La industria, a tono con las exigencias de los consumidores, busca la mejor tecnología para garantizar la inocuidad de los productos que procesa. Una técnica muy utilizada es el hot fill o llenado en caliente. Es un proceso para envasar  jugos y bebidas a altas temperaturas con el fin de mantener el nivel de vida útil y las propiedades nutricionales de la misma sin la necesidad de usar conservantes y productos químicos.

De manera que esta técnica industrial es un gran aliado para eliminar microorganismos patógenos que están generalmente en frutas y vegetales sin alterar las propiedades del alimento. La industria de consumo masivo transforma las frutas, y vegetales, que son recolectados en las siembras, pero éstas tienen microorganismos naturales propio de su hábitat.

El procesamiento de las frutas frescas a subproductos que son procesados en la industria tiene el reto de darle al consumidor la mejor relación de nutrientes, sabor y seguridad, entendiendo por seguridad como inocuidad”, indicó Medardo D’ámbrosio, director general de Proyectos y Ventas de OMEGA Packing, empresa líder en asesoría de equipos de envasado, etiquetado y empaque a nivel mundial.

“El proceso llamado Hot fill consiste en subir la temperatura y mantenerla unos segundos muy alta para luego enviar el producto a la llenadora. Es una especie de pasteurización”, explicó D’Ambrosio. El subproducto de las frutas frescas es sometido a un llenado en caliente para matar esos microorganismos patógenos. Indicó que este proceso debe ser combinado con un PH ácido para que tenga un efecto seguro.

Actualmente los consumidores se han tomado muy en serio los efectos perjudiciales de los preservantes por eso esta técnica del hot fill es una elección acertada por parte de la industria, porque además se trata de un procedimiento sencillo comparado con otras alternativas. La técnica del hot fill se utiliza para envasar jugos de frutas, aguas saborizadas, y bebidas deportivas

“Gracias a la alta tecnología de las máquinas que ofrece OMEGA Packing el producto puede ser llevado caliente a la llenadora y luego ser sometido a un proceso de enfriado en el mismo envase, lo que garantiza su esterilización.

“Estos procesos requieren que los parámetros estén correctos y sean chequeados constantemente. Hay que tener buenos equipos y OMEGA Packing es proveedor de excelentes equipos. Es fundamental mantener los parámetros muy bien chequeados porque el hot fill depende de la temperatura, el caudal y el tiempo de retención para garantizar la muerte de estas bacterias. Las buenas prácticas para garantizar un producto inocuo y apto para el consumo humano dependen de que los equipos puedan garantizar formas de esterilización. Hoy contamos con válvulas, sensores y flujometros que permiten controlar, graficar y almacenar la producción para que sea auditable.  Este tipo de máquinas le da la tranquilidad al industrial de que el producto tendrá el tratamiento completo. Contar con un personal adiestrado es básico para que todas las etapas del proceso se cumplan OMEGA Packing provee la formación y la puesta en marcha, junto con los fabricantes, de los equipos, adiestrando al personal con lo que necesita saber” precisó.

D´Ambrosio agregó que hay otro procedimiento también que sustituye al hot fill y es el llenado aséptico en frío, en el cual no se usan preservantes sino medios químicos como calor y presión.  El llenado aséptico requiere de un ambiente ácido. Es lo más avanzado que hay en el procesamiento de alimentos y pocas empresas lo usan”, agregó.

Mensajes recientes